HOSPITALIDAD

Como toda virtud humana, se cultiva con la repetición constante de acciones las que crean el habito o virtud encaminada a la práctica permanente de dicho accionar del hombre. La hospitalidad se ejercita con peregrinos, desvalidos y necesitados, prestándoles la debida asistencia en sus necesidades. Concretamente, diríamos que es la buena acogida que se brinda…