¿POR QUÉ SOY MASÓN?

Estoy sentado en pasos perdidos, he llegado muy temprano y no hay casi nadie en la antesala del templo. A mi lado se encuentra un hermano maestro, al que conozco bien y aprecio, desde el mismo día que lo vi iniciarse, siendo yo todavía un aprendiz. ¿Cómo puedes seguir viniendo Michel?, ¿Por qué sigues siendo…